balanza

 

 

 

 

 GESTIÓN SEGUNDA:

 

Comprobación de la causa legal de baja del fichero

 

En términos jurídicos la baja de un fichero de morosos o el borrado de los datos que figuran en los mismos, se denomina el derecho de cancelación. Este derecho se encuentra reconocido y regulado en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos Personales. 

 

Las causas por las que se pueden eliminar las deudas de una lista de morosos son las siguientes:

 

1ª Por pago de la deuda, cuando el importe debido ha sido liquidado.

 

2ª Sin pagar la deuda, por alguna de las siguientes causas:

 

A) Por falta de notificación previa al afectado de la inscripción de una apunte deudor en un fichero de morosos.

 

C) El importe deudor inscrito en el fichero no existe o es diferente al importe real debido. 

 

D) Por transcurso del plazo 6 años desde que la empresa podía exigir el pago de la deuda al particular. El plazo de 6 años, se empieza a contar desde que nace para la empresa acreedora el derecho a reclamar el pago. 

 

E) Por  suplantación  de la personalidad. En  este caso, el  afectado  debe  acompañar  a  la reclamación, la denuncia interpuesta ante la policía por ser la víctima de un delito de suplantación de su identidad.

 

Si la deuda que figura a nombre de una persona, se encuentra en alguno de estos supuestos, puede reclamar su anulación. Esta reclamación se encuentra amparada por la ley y, es de obligado cumplimiento el borrado de la deuda. 

 

La baja cautelar tan solo se puede solicitar, cuando la deuda es incierta o inexacta. En este supuesto, es necesario acompañar un indicio de que los hechos que se alegan son ciertos. Por ello, lo más aconsejable es aportar una denuncia ante la Oficina de Consumo de su localidad, la cual sirve como prueba documental de la certeza de los hechos que se exponen al solicitar la baja cautelar.

 

 

La baja cautelar es un procedimiento interno del fichero por el que solicita a la empresa acreedora que certifique la veracidad de la deuda inscrita. Durante este procedimiento, el fichero acuerda la baja cautelar del apunte deudor, por lo que no aparece en la base de datos y el afectado puede pedir un crédito, realizar una compra  o, contratar un servicio.